Slow marketing: marketing de otra manera, vivir de otra manera

269
2
Compartir:
Slow Marketing

Llevamos ya varios meses trayendo ejemplos de publicidad y de marketing realizados de forma diferente, con un toque distinto.

Unas comunicaciones que presentan los productos o servicios de las marcas pero que lo hacen de una forma más transparente, divertida, creativa, emocional…

Que buscan no sólo vender, también presentar algo original, genuino, mostrar una empresa con alma, traer mensajes emotivos, pensar en las personas…

Hoy vamos a profundizar en el concepto slow marketing y en lo necesario que es para nuestras vidas.

¿Te unes al movimiento slow marketing?: sé slow en todo

Vamos por esta vida sin freno. Hemos creado un mundo de rapidez, de eficiencia, de producción… Pocas veces nos permitimos parar, demasiado pocas.

¿Tenemos que estar siempre haciendo alguna cosa? Hasta en nuestros momentos de ocio somos así. En la playa: paletas, cartas, libro… En un concierto: grabar, mandar a whatsapp, subir a Facebook… En un paseo: fotos, chats…

¿Cuántas veces te has parado en lo que llevamos de día para pensar, respirar, coger energía y poder seguir? Ya… ¿ninguna?

Slow marketing en la vida: sé slow, mi friend 

Pues eso… No paramos de correr y de hacer. Sin embargo, la prisa no es buena consejera en general. Ni en nuestras vidas ni en ninguna empresa o propósito.

Es necesario que frenemos un poco, cuidar nuestra vida, atendernos a nosotros un poquito más y dedicar más atención y cariño a los que tenemos a nuestro lado.

Y esto es básico en nuestro día a día, en todos los ámbitos: con nuestros amigos, nuestra familia, nuestra pareja, nuestros hijos… y también en nuestros negocios, empresas, trabajos, proyectos… ¡En todo!

Si no ponemos el alma y la vocación en lo que hacemos: ¿de qué nos sirve? Simplemente estaríamos dejando el tiempo pasar, sin pretensión, sin corazón, sin alegría… Y así: ¡no merece la pena!

¿Quieres que tu vida sea slow? ¿y hacer slow marketing en tu negocio?

Lo principal es que creas en ti o en tu empresa, en tu producto o servicio. Desde la confianza en lo que eres sólo debes mostrarlo y transmitir el valor que aportas.

Para que puedas ser slow marketing te damos 3 consejos:

  1. Para y busca tu esencia. No hagas las cosas porque sí: estar en redes por que sí, tener un blog por que sí, hacer anuncios porque sí…

Primero busca qué es lo que te diferencia, qué hace que tú seas 100% tu. Eso es lo que tienes que mostrar, para que puedan quererte tal y como eres y por lo que ofreces.

  1. No quieras gustar a todos. Tú y tus características gustaréis a algunos más que a otros. No pasa nada, es así. Sólo conociendo muy bien los valores que puedes dar sabrás quién puede quererlos.

Esas son las relaciones duraderas. El querer venderte al mejor postor y de cualquier forma, vendiendo humo o mintiendo, no trae resultados reales ni a largo plazo.

¡Mejor el amor de verdad aunque tarde más en llegar!

  1. Cuida al que te ha elegido: cuando tengas claro quienes conectan contigo y con quien puedes  entablar una relación verdadera, tienes que cuidarles.

Escucha mucho, para saber qué gustos tienen y como puedes seguir conquistándoles. Y cuida cada pequeño detalle.

¿Ves? Lo que sirve para nuestra vida, sirve para realizar el marketing de nuestro negocio. Porque, al final, se trata de construir relaciones verdaderas.

Todo esto se engloba en el concepto slow marketing:

Una manera de realizar marketing, publicidad y comunicación con esas premisas: fuera humo, nada de crear de forma rápida y estandarizada, acabar con la agresividad para vender caiga quien caiga.

Se trata de ir contra el fast marketing. Por el contrario, el slow marketing, ofrece una manera de hacer las cosas de forma calmada y cuidada, con la máxima devoción.

Sólo así las marcas pueden mostrarse de forma más real y transparente a sus clientes.

¿Qué es esto del slow marketing?

El slow marketing es vocación. Es cuidar cada detalle. Es que tus clientes, como empresa, puedan quererte por lo que eres, no es la venta rápida, no es mentir o agobiar al usuario.

Slow marketing es una filosofía que te habla de conectar con tu cliente, con su corazón, de forma duradera. Que te habla de transparencia y verdad.

Si resumimos, slow marketing te dice que muestres tu producto o servicio como es, con los valores que tiene y que construyas una relación de confianza con tu cliente.

¡Eso es lo importante: las relaciones auténticas, en nuestra existencia y, también, en nuestros negocios!

Compartir:

Dejar un comentario

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies