¿Sabes parar?… Qué es Slow Down y pisa el freno, a lo Escarlata O’hara

174
0
Compartir:
que es slow down definicion

¿Has oído hablar del movimiento Slow Down? Mejor empiezo haciéndote una serie de preguntas un poco más personales -muy fáciles, ¿eh?-, son sobre tu día a día, de esas que seguro me vas a poder responder de forma rápida:

  • ¿Tienes la sensación muchas veces de que el tiempo te controla a ti y no tú a él?
  • ¿Vas siempre con la lengua fuera y con la percepción continua de agobio en tu estómago?
  • ¿Quieres/necesitas hacer más cosas de a las que luego realmente llegas en tus jornadas?
  • ¿Sientes a menudo la frustración de no llegar, de no poder con todo?

Ya… ¡Bienvenidos a la vida moderna!… La que la filosofía Slow Down califica de: Fast Life, de vida rápida, de vida acelerada, insconsciente, desaprovechada, basura… en definitiva, ya que no da tiempo a saborearla ni a disfrutarla.

Una pregunta más -esencial en este momento- si has respondido afirmativamente a la mayoría de las 4 preguntas anteriores (si has contestado a todo que no eres un completo privilegiado o un cíborg -escríbenos, queremos ser tus amigos-. La pregunta:

  • ¿Sabes parar en tu vida, respirar y desconectar de esas presiones descritas?… Ya…

¿Que es el movimiento Slow Down? Una definición clave

Traducido al español “Slow Down” significa: frenar, ralentizar, reducir la velocidad, calmarse… Aminorar, desacelerar, retardar… Palabras, todas, contrarias a nuestra forma de vida, esa que nos ha venido impuesta desde la más tierna infancia, y que cada vez se vuelve más y más rápida.

La Filosofía Slow Down, nos hace reflexionar, invitándonos a dejar de lado la aceleración y la prisa para poder disfrutar de cada momento, del Ahora -con mayúsculas-, se une con el concepto Mindfulness: eso de poner “conciencia plena” en lo que hacemos en cada momento.

Es un poco lo de Escarlata O’hara con su: “ya lo pensaré mañana” en Lo que el viento se llevó. Si estamos haciendo algo, centrémonos en ello y no estemos acordándonos de las 20 cosas más que tenemos que realizar, porque sólo conseguiremos ansiedad.

¿Por qué nace el movimiento Slow Down?

Se me ponen los pelos como escarpias cuando mis amigos me cuentan todas las actividades extraescolares que tienen sus hijos, realmente estamos creando superhombres -todos tratamos de serlo- y la pregunta es: ¿para qué?

Porque lo principal es el objetivo, que es lo que perdemos de vista y -en nuestro concepto Slow Down- el foco al que debemos mirar es al de la paz personal, al de sentirnos bien y satisfachos, al del equilibrio entre todo lo que hacemos: trabajo, ocio y descanso.

Por eso nace el movimiento Slow Down, porque nos estamos dando cuenta de que no podemos seguir así, esta filosofía reivindica un cambio en nuestros valores, en contra del consumismo atroz, la urgencia innecesaria, la celeridad… de esta locura del mundo moderno…

Slow Down es incorporar nuevos valores en nuestra vida

Los nuevos valores se basan en conceptos más éticos para todos y para nosotros mismos, ideas que nos conectan con que tampoco necesitamos tanto para nuestro equilibrio, para estar bien, para sentirnos en paz. Premisas que se basan en:

  • Trabajar para vivir y no en vivir sólo para trabajar
  • Un consumo responsable
  • La ecología y el cuidado de nuestro entorno
  • Un uso sensato de la tecnología y de los medios a nuestro alcance

Se trata de una nueva manera de entender la vida, un nuevo enfoque en nuestro devenir que está triunfando en todos los sectores. Y esto es por algo, quizá porque todos -cuando estamos solos y fuera de la vorágine- escuchamos esa vocecita interior que nos dice: “basta, para, no puedo más…”

Slow Marketing se basa en la filosofía Slow Down

Partiendo de todo esto, nosotros concebimos Slow Marketing, un blog cuyo objetivo es poner de manifiesto que esta filosofía Slow Down también puede aplicarse a un sector que es de urgencia, desesperación y velocidad per se: el de la publicidad y el marketing.

Desde Slow Marketing reivindicamos el aspecto más ético de estos ámbitos, porque creemos que es posible, porque hay ejemplos de ello, y lo requerimos para los 3 eslabones que participan en la cadena. ¡El movimiento Slow es factible en estos sectores!

Abogamos por un trabajo de calidad, con transparencia y con responsabilidad para cada uno de ellos: el cliente final, el anunciante y el profesional del lunático sector.

¿Y tú, quieres unirte al movimiento Slow Donw en tu vida? ¿y en tu profesión? ¿lo estás llevando ya a la práctica?

(*) superimportante para cinéfilos y público general: sabemos que la escena de la imagen de “Lo que el viento se llevó” no se corresponde con la de la frase, pero es que nos quedaba más vistosa… 🙂

Compartir:

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.