Comunicación slow. ¿Es posible? ¿Cómo de slow comunicas tú?

162
0
Compartir:
Comunicacion Slow

¿Es posible hablar del movimiento slow en ámbitos como los de la comunicación, la publicidad o el marketing? ¿Es factible una comunicación slow? Realmente comunicar es algo que hacemos todos cada día.

¿Es posible que todos podamos comunicar con más calidad, más conciencia y de una forma más slow?

Creo que no hay más remedio… la locura en la que estamos inmersos no puede llevarnos más que a la reflexión y a otra forma de hacer las cosas, también cuando comunicamos.

¿Qué es comunicación? ¿Y comunicación slow?

Comunicación es lo que realizamos todos desde el primer momento en el que venimos a este mundo. Nos invitan a llorar nada más nacer y después seguimos -como seres dependientes- pidiendo mediante berreos…

Podemos definir comunicación como: Hacer a otros partícipes de algo propio, contarles alguna cosa, conversar, notificar algún hecho mediante la palabra –ya sea escrita o hablada-, mediante códigos que emisor y receptor entiendan…

Para que las personas puedan entenderse no debe haber ruido en la comunicación y debe realizarse con una cadencia tranquila, que permita al receptor entender el código utilizado.

Definición de Comunicación Slow

Así las cosas… ¿Son nuestras comunicaciones de hoy en día slow? ¿qué grado de estrés experimentas al ver 87 notificaciones de mensajes desde la última vez que miraste el whatsapp?

¿Alguna vez has revisado lo escrito y cualquier parecido con lo que querías poner es mera coincidencia? ¿Has sufrido malentendidos por escritos de whatsapp? Ya…

Por eso… reivindicamos una comunicación más slow. Esto nos pasa en nuestro día a día, a todos, pero igualmente ocurre en los Medios de Comunicación.

El estrés actual por la competencia y la rapidez de canales como Twitter hace que muchas veces prime más dar una noticia con premura que la posibilidad de contrastarla… Que Piqué dice que Neymar se queda… pues se da por válido…

Estas cosas ocurren actualmente de forma continua. Porque estamos montados en el torbellino, el mundo actual no nos invita a parar, es más, no nos lo permite.

Sin embargo… hay que hacerlo, hay que detenerse, respirar, pensar… poder transmitir lo que realmente queremos, lo que verdaderamente somos, contrastar las cosas, bajarnos del caos.

¿Por qué necesitamos comunicar? ¿y para qué comunicar slow?

Todos necesitamos comunicarnos, informar a los demás de muchas cosas: en el trabajo, en las relaciones personales, en prácticamente cualquier paso del día a día…

Si lo hacemos de forma apresurada llegan los malentendidos, las malas caras, problemas innecesarios…

Si ordenando las ideas y las palabras, muchas veces no conseguimos hacernos entender… ¿qué sucede si lo hacemos de forma acelerada? ¡pues que no nos entendemos ni nosotros! ¿Te ha pasado alguna vez? Ya…

¿Qué ventajas tiene la comunicación slow?

La comunicación slow permite que demos tiempo a las cosas que consideramos verdaderamente importantes, que conversemos con tranquilidad, que transmitamos con paz interna.

En entornos laborales de comunicación y de noticias intentar un equilibrio, entre la fugacidad de la información y el slow del buen hacer, permite contrastar las cosas y dar una información más veraz.

5 trucos para que transmitas bien lo que quieres, para que practiques la comunicación slow

  1. Escúchate primero tú y lo que quieres transmitir. Es decir… respira primero y luego habla o escribe. Esto es muy útil en toda conversación pero, especialmente, cuando no quieres dar lugar a errores.
  2. Ordena tus ideas antes de expresarlas. Ya sea en una conversación de trabajo o en una charla más tranquila y personal ten primero claro tú lo que quieres decir.
  3. Explica bien aquello que deseas contar. No pienses que tu interlocutor es adivino, cosas que para ti son muy obvias para el otro ¡no!… Recuerda que: ¡cada mente es un mundo! ¡una galaxia entera!
  4. No pierdas los papeles. Al menos… inténtalo. Sabemos que a veces es muy complicado, pero realmente así es más difícil que tú mismo sepas transmitir bien lo que quieres. En esos momentos, mejor párate y posterga la comunicación para cuando estés más tranquilo, más sosegado, más slow…
  5. La tecnología es extremadamente útil pero no lo es todo. Realmente, cuando tengas una comunicación importante que hacer, es mejor que te des tiempo para ello. Lo más recomendable es quedar cara a cara, así también podrás contar con el lenguaje corporal tuyo y de tu interlocutor ¡que es verdaderamente útil!

¿Cómo de slow comunicas tú en tu día a día? ¿Te haces entender bien o sufres malentendidos cuando transmites tus ideas? ¿Por qué truco de comunicación slow vas a empezar?

Compartir:

Dejar un comentario

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies