Anuncios machistas, es nuestra sociedad y “no es no”: ¡que quede claro!

348
0
Compartir:
Todos contra los mensajes y anuncios machistas

En este blog hablamos de publicidad, de comunicación, de anuncios… Pero Slow Marketing también es hablar de ética, de valores, de responsabilidad social… Y es que consideramos que toda acción comunicativa de masas tiene mucho que decir, que transmitir y que contar.

Siempre decimos que la publicidad y la comunicación no son los demonios, que -realmente- son el mero reflejo de la sociedad en la que se encuentran, por poco que nos gusten muchas veces, al fin y al cabo muestran idas que son colectivas.

Ayer se publicó una sentencia bastante polémica sobre una brutal agresión sexual y, con esta noticia, no podemos más que sonrojarnos y hablar sobre lo que nosotros más conocemos, que es el mundo de la publicidad.

El machismo sigue estando en nuestra sociedad y por lo tanto en nuestra publicidad, pero es que está presente en todo: en las canciones de reguetón en nuestros chistes, en los comentarios de mis amigos, en los de los tuyos, a veces hasta en los míos propios…

Está tan arraigado que -demasiado a menudo- no nos damos ni cuenta… Por eso, debemos tomar más conciencia, porque está claro que todos podemos hacerlo un poco mejor…

En la comunicación y la publicidad machista sigue habiendo muchas sombras

Este mismo mes, Facua otorgaba el galardón para El Anuncio más Machista del Año a un cartel del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el que se veía la cara de una chica y donde el texto relacionaba que bebiera demasiado con el riesgo de sufrir una violación.

¿Sorprende, verdad? Qué parecido a la realidad de esta sentencia… (Abajo del post puedes ver este anuncio).
Asombra e indigna –a partes iguales- que se siga culpabilizando a la mujer desde todos los ámbitos y -especialmente- desde los de poder, es verdaderamente sorprendente que en el siglo veintiuno no ya que se permitan… si no que: ¡a alguien se le sigan ocurriendo comunicaciones así!

Más aún desde instancias públicas, donde se debe dar el ejemplo, la educación y las pautas para una sociedad más igualitaria. De esto hablamos, cuando decimos slow marketing: de comunicaciones responsables.

Las mujeres seguimos siendo las víctimas, pero todo se gira para que nos sintamos culpables, para que nos lo creemos, para silenciarnos, para que consintamos… para que nada cambie…

Pero en nuestra sociedad también hay luces contra comunicaciones, informaciones y anuncios machistas

Damos las gracias a Facua por este tipo de iniciativas, porque dé visibilidad a anuncios machistas anualmente, para concienciarnos a todos y reivindicar que hay cosas que no deben permitirse. También han tratado de perpetuar los valores machistas: Mutua Madrid Open, Liberbank y TeDi.

Mostrando la publicidad machista que no debe existir, la que no debemos seguir permitiendo, ayudamos a nuestra sociedad a tomar conciencia, sacamos los colores a los que: lo idearon, lo crearon y lo permitieron… Y –esperamos- que algo vaya cambiando…

¡Todos podemos hacerlo mejor contra los mensajes machistas!

Es responsabilidad de todos: en nuestro lenguaje, en nuestra educación, en lo que contamos, en lo que transmitimos, en nuestras ideas, igual todos tenemos que darle una vuelta a nuestras cabezas, a nuestros prejuicios, a lo que nos han contado, a lo que nos creímos…

Igual todos debemos replantearnos etiquetas, concienciarnos de que no somos animales, de que el instinto se controla, de que podemos -y debemos- hacer más, de que el respeto es lo primero, de que el sexo sin respeto al otro ya es abuso…

Igual hay patrones -antiguos y modernos, transnochados y progres, arcaicos y recientes- que no son tan diferentes, igual son maneras de no respetarnos a nosotros mismos, igual… todos podemos cambiar algo para hacer de este mundo, un sitio mejor en femenino y en masculino.

Igual, como mujeres, debemos querernos y respetarnos más a nosotras mismas y no culpabilizarnos de todo. Igual, como hombres, podéis -y debéis- escuchar, tratar de empatizar, entender, querer y respetar a la mujer: ¡como un igual en nuestras diferencias!

Seguro que todos podemos hacerlo un poquito mejor… Las mujeres no somos cosas -los hombres tampoco-, no somos objetos -ni sexuales ni de ningún tipo-, nos merecemos el respeto de ser personas, “no es no” y ya es hora de que se entienda ¿no creéis?

Anuncios machistas que no deben permitirse:

Estos son los anuncios machistas visibilizados -y denunciados- por Facua en esta ocasión:

Machismo en publicidad 1

Machismo en publicidad 3

Machismo en publicidad 2

Machismo en publicidad 4

Compartir:

Dejar un comentario

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

¡Hola! ¿Quieres conocer noticias interesantes de una publicidad hecha de otra manera, de un marketing slow y creativo?

Déjanos tu email y te las mandamos. Prometemos no ser pesados.

*Recibirás un correo de confirmación en este email, el alta no estará completa hasta que verifiques tu email. Así nos aseguramos de que nadie te suscribe sin tu consentimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies